Facebook Twitter Google +1     Admin



¿Qué me harán por lo que ignoro / si por lo que sé me han muerto?
Calderón de la Barca

Site Meter

Temas

Archivos

Enlaces


Rebajas de Impuestos

Ante la reforma fiscal del PSOE
¿Impuestos?
Sí, gracias
Aurora Martínez Hernández
Profesora de Economía de Bachillerato, Attac Madrid

En este artículo, muy didáctico, Aurora Martínz, defiende el argumento de que un sistema fiscal progresivo es un elemento esencial de la democracia y del bienestar social, donde todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica. El artículo hace una breve exposición de los tipos de impuestos y pasa a explicar los aspectos positivos de los impuestos. Un poco más adelante hace un crítica razonada imperdible de los argumentos de los partidarios de las rebajas de impuestos:



INTRODUCCIÓN
Hace 30 años Hacienda éramos todos y no había partido político en España que se atreviera a criticar los impuestos. Hoy se han extendido por todo el mundo las ideas neoliberales que apuestan por la bajada de los impuestos directos y progresivos. Además se ha extendido la permisividad hacia el fraude fiscal dentro del país y fuera en los llamados paraísos fiscales, donde los no residentes pueden crear bancos o sociedades financieras en condiciones privilegiadas de anonimato y escasa o nula imposición fiscal. Es necesario un aumento de funcionarios de la Inspección de Hacienda que permita reducir el fraude al mínimo y un avance de la progresividad, sin que ello suponga perder competitividad, que pague más la mayoría o que los ciudadanos dejen de contribuir, aunque poco, en nuestro sistema fiscal para lograr una mayor igualdad y participación social


A. LOS INGRESOS DEL ESTADO: CONCEPTO DE TRIBUTO E IMPUESTO.
Los impuestos son la forma principal de ingresos en el sector público. En la Unión Europea de los quince los impuestos son aproximadamente el 85% de sus ingresos y representan el 42% del PIB frente al 36% que representa la presión fiscal en España. En EEUU y para el año 2004 los impuestos representaban el 16,3%, frente al 21% en el 2000.

Los impuestos tienen dos funciones: una función recaudatoria, para financiar los servicios públicos y una función redistributiva de la riqueza, que busca una mayor igualdad que mejore la justicia, la cohesión y la paz social.

El impuesto es el principal tributo. El tributo se define como el pago que de forma coactiva se hace a favor del estado con el fin de que éste pueda recaudar los recursos que necesita para cumplir sus fines. Otra clase de tributo es la tasa. La tasa se paga por usar un bien público o recibir un servicio público, como la que se paga por el carnet de identidad o por entrar a un museo.
El impuesto lo definiremos como el tributo que se paga sin recibir contraprestación por haberse realizado el “hecho imponible” que está previsto en la ley de cada tributo. Así el hecho imponible IRPF es la obtención de renta por una persona física; el hecho imponible del Impuesto de Sociedades es la obtención de beneficio por parte de las sociedades.

A.1. CLASES DE IMPUESTOS.
En una primera clasificación distinguiremos entre:

Impuestos directos, que gravan o recaen sobre la riqueza: renta y/o patrimonio.
Impuesto indirectos, que gravan el consumo o las ventas. Lo pagan todos por igual.

También podemos distinguir entre:
Impuesto progresivo, cuando los contribuyentes con mayores rentas o patrimonio pagan en mayor proporción que los que los que tienen menos rentas o patrimonio. El impuesto progresivo por antonomasia ha sido el IRPF.
Impuesto proporcional, cuando se paga en proporción al valor de la compra como el IVA o al beneficio como en el impuesto de sociedades.

B. ASPECTOS POSITIVOS DE LOS IMPUESTOS
1. Son éticamente buenos por su doble finalidad: redistribuir la riqueza y la renta y conseguir la recaudación que el estado necesita.
2. Crean empleo de calidad y aumentan la renta del país. Por el efecto del multiplicador del gasto público, el dinero empleado en el gasto público produce un aumento de la renta que es múltiplo de lo gastado.
3. Es la fuente de la inversión pública, necesaria para la salud y bienestar de los ciudadanos y que en muchas ocasiones el sector privado no realiza porque no da beneficios: educación, sanidad, infraestructuras...
4. Sirven para mitigar los efectos nocivos del mercado, al subsanar la mala distribución de la renta que éste produce o al contribuir que los precios de determinados servicios privados, que se prestan también por el estado, no se disparen, como ocurre con los precios de la sanidad privada y no ocurre con los dentistas.
5. Pueden utilizarse para encauzar el sistema financiero internacional y evitar las crisis financieras, por ejemplo con un impuesto tipo Tobin, que gravaría la compra-venta de divisas.
6. Evitan consumos perjudiciales, tales como los del tabaco o el alcohol o determinadas prácticas que destruyen el medio ambiente, con los impuestos ecológicos.

El artículo 31 de la constitución española proclama que “ Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que en ningún caso tengan carácter confiscatorio”.


C. ARGUMENTOS ECONÓMICOS DE LOS QUE QUIEREN BAJAR LOS IMPUESTOS Y SU CRÍTICA.
Los argumentos y teorías de carácter económico suelen ser, en muchos casos, interesados porque las decisiones económicas afectan y son afectadas por muchas variables y hacer depender el resultado de una o pocas de estas variables está lejos de la realidad. Tampoco el carácter predictivo que se les exige para tener la categoría de científicas en la mayoría de los casos se cumple.

Los argumentos más usuales de carácter económico son:

1. Si se reducen los impuestos directos y en concreto los del capital, los propietarios de grandes fortunas y empresas dispondrán de más dinero para ahorrar lo que permitirá que también aumente la “inversión” y con ella la renta del país.
- Crítica. El aumento del ahorro no supone siempre la subida de la inversión productiva que es la que puede hacer subir la renta del país porque los que ahorran y los que invierten no son siempre los mismos ni tienen las mismas motivaciones. Además en la mayoría de los casos las inversiones que se realizan son especulativas. Tampoco crean más y mejor empleo o se utiliza para comprar maquinaria que ahorra puestos de trabajo o para prejubilaciones. En EEUU durante la década de crecimiento de los 90 el ahorro estuvo bajando año a año. Bajar los impuestos a los ricos no es mejor camino para desarrollar un país. ¿ No sería mejor que el dinero de los impuestos lo invierta el estado que esa es su función y pueden de alguna manera ser controlado por los ciudadanos? Además se puede invertir con ahorro exterior o mandar el ahorro a otros países.

2. Cuando se bajan los impuestos, los consumidores tendrán más renta disponible y aumentará el consumo por lo que las empresas podrán producir más y contratar más trabajadores y la renta del país aumentará.
-
Crítica. El aumento del consumo y del PIB, que valora por ejemplo la publicidad y la fabricación de armas y no valora los trabajos del hogar, del voluntariado o el ocio entre particulares, no es una buena medida del bienestar. Sin embargo el gasto público que realizaría el estado con los impuestos produce un aumento de bienes y servicios públicos que van destinados a dar mayor calidad de vida a la población y aumentan la renta del país en mayor proporción.

3. Si no se bajan los impuestos habrá un. “Golpe al principal incentivo para atraer multinacionales” (Titular primera página de Expansión ,5 de abril de 2006), que sigue: “La deslocalización industrial forma parte del deterioro competitivo de España. No podemos evitar la deslocalización, que es una opción legítima....Hay que incentivar la entrada de empresas...rebajando la fiscalidad...”.
-
Crítica. Hay que deshacer el mito de la necesidad ineludible de las multinacionales, en muchos casos de actividades especulativas, y de que nosotros mismos no podemos producir la mayor parte de lo que necesitamos. Lo que hace falta es voluntad firme de instituciones, sindicatos y sociedad civil de encontrar soluciones, como comprar español o boicotear los productos de las compañías que dejan el país, por ejemplo.
Y respecto a nuestra baja competitividad se puede mejorar tanto rebajando los beneficios de las empresas como con actuaciones del Tribunal de Defensa de la Competencia. Tenemos en España legiones de jóvenes dispuestos a crear empresas con unos márgenes de beneficios inferiores a los de algunas empresas grandes.


C.1. ARGUMENTOS “ÉTICOS” QUE UTILIZAN LOS QUE QUIEREN BAJAR LOS IMPUESTOS.
1. Los ingresos de los ciudadanos son debidos a su esfuerzo, a su preparación o a su capacidad y el estado al recaudar impuestos les está robando.
- Crítica. Los ingresos que recibe una persona no sólo dependen de su esfuerzo realizado sino del desarrollo tecnológico y cultural que haya alcanzado la sociedad en la que vive, en la que han participado con su esfuerzo muchas generaciones. Por lo tanto, los que pagan impuestos devuelven a la sociedad una parte de lo que han obtenido por el uso de ese patrimonio social.

2. El Estado, al recaudar los impuestos se entromete en la vida de los ciudadanos y les coarta su libertad.
- Critica. Según Victoria Camps ( El País) el concepto liberal de libertad( uno es libre mientras nadie le impida hacer lo que quiere) es la causa de la extensión del individualismo (egoísmo) actual y "ha pervertido el sentido de la democracia que no es otro que el autogobierno, la participación y la cooperación."
Félix Ovejero considera que "el dinero es una suerte de licencia para actuar que nos permite eliminar muchas de las prohibiciones que nos limitan nuestras acciones y cuando se redistribuye riqueza se iguala el acceso a la libertad del ciudadano" ( El País, 24, 5 2006).
José Luis Sampedro, en su libro “ El mercado y la globalización” nos invita a entrar a un mercado sin dinero: “Constatará en el acto que sin dinero allí no hay libertad”


D. RAZONES EN CONTRA DE LA REFORMA FISCAL DEL PSOE Y PROPUESTAS.
El PSOE ha presentado al parlamento dos proyectos de ley: el proyecto de Ley de Medidas de Prevención del Fraude y el proyecto de Ley sobre el IRPF y de la modificación parcial del Impuesto de Sociedades.
Respecto al Proyecto de Medidas de Prevención del fraude considerar que la lucha contra el fraude debe ser en este momento el objetivo prioritario que se debe alcanzar con la actual reforma fiscal por el volumen de dinero que se está dejando de ingresar en las arcas públicas, muy superior a las perdidas de ingresos que va a provocar la reforma del IRPF y del Impuesto de Sociedades.

Las medidas que se enuncian en el proyecto de ley destinadas a atajar el fraude están dirigidas sobre todo a las siguientes bolsas de fraude: trabajo sumergido ( 23% del PIB), fraude inmobiliario, fraude del IVA, paraísos fiscales, fraude de empresarios y profesionales que utilizan la estimación objetiva (por superficie, número de trabajadores kilovatios... para calcular el beneficio).
Estas medidas pueden valer para reducir el fraude,aunque si ni hay gran aumento del presupuesto para el personal inspector esta reforma será inútil. Obtener 100 euros de ingresos por fraude requiere sólo unos gastos de personal inspector de 0,7 euros.
La segunda crítica importante a este proyecto es que no ha aumentado a cinco años el plazo de prescripción de las deudas con hacienda, con lo que un volumen importante de infracciones se quedan sin cobrar.

Respecto del segundo proyecto de ley del IRPF no estamos de acuerdo con esta reforma, entre otros, por los siguientes motivos:

1. El PSOE no ha sido congruente con las críticas que en su día hizo al PP cuando este presentó su reforma: “Bajar los impuestos a los ricos no es de izquierdas”.
2. Se habla de los principios orientadores de la productividad, y del crecimiento “sostenido” y no de desarrollo sostenible. Pero crecer no es sinónimo de bienestar general para generaciones presentes y futuras. También se habla de equidad y suficiencia que no deja de ser palabrería barata porque la equidad requiere cambios profundos en la propiedad de la riqueza.
3. Esta reforma va a suponer, según fuentes del gobierno, dejar de ingresar 4000 millones de euros lo que va a impedir financiar correctamente necesidades prometidas y no prometidas y necesarias Ley de la Dependencia, jubilaciones...
4. Se siguen manteniendo los incentivos fiscales para los fondos de pensiones, medida doblemente perversa: rebaja los impuestos a los perceptores de rentas altas y por lo que representan. Estos fondos junto con los de inversión y los de las compañías de seguros suponen un monto aproximado del PIB mundial y el Banco Mundial ha presionado a los gobiernos a establecer sistemas de jubilación privados. Pues bien, estos fondos por el volumen que representan tienen un poder económico que les permite imponer sus intereses a los gobiernos y empresas que los utilizan y pueden crear una crisis financiera en un país si deciden irse de golpe.
5. Esta reforma es regresiva pues sigue beneficiando a las rentas más altas, las del capital, que ahora se llaman de ahorro (plusvalías, planes de pensiones e inversión, seguros, cuentas..) y a gran parte de los pequeños empresarios pues tributan a un tipo menor que las rentas del trabajo.

La reforma del Impuesto de Sociedades supone una bajada de los tipos máximos del 35% al 30% para las grandes empresas y del 30 % al 25% para las pequeñas se va a realizar sin el compromiso de creación de empleo de calidad.


E. PRINCIPIOS DE MORAL FISCAL Y CONCLUSIONES.
Atendiendo a un documento de Justicia y Paz del año 1990 consideramos:

1. Que en las sociedades democráticas los impuestos tradicionalmente han cumplido tres condiciones para ser justos: son establecidos por el parlamento, demandan más proporción de los que más tienen y deben ser suficientes para las necesidades comunes.
2. Que la ocultación fraudulenta de rentas para eludir a Hacienda constituye una actitud inmoral, egoísta, éticamente insolidaria.
3. Que es necesario promover un estado de opinión social a favor de la justicia distributiva, especialmente con debates.
4. Que la conciencia moral fiscal nos debe mover a la acción para exigir al gobierno que realice los cambios necesarios para que la reforma fiscal que se apruebe sea justa y progresiva.

09/06/2006 00:02 logomaquia #. Economía

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris